miércoles, 12 de marzo de 2008

De las pirámides de Gizeh y el tiranicidio

Muchos hombres se siguen preguntado cómo se pudo construir la impresionante necrópolis de Gizeh en tiempos tan remotos (2650 a. C.-2550 a. C.).

Herodoto, conocido como el "padre de la Historia", viajó por Egipto en el año 450 a. C. y obtuvo de los sacerdotes detalles que él transmitió al mundo asombrado y que han venido influyendo en nuestras ideas hasta la época actual.

No pretendo desvelar, siento defraudarles, los secretos de la construcción de las pirámides. Esa tarea dejémosla en manos de los estudiosos de tan enigmática civilización y de ufólogos varios.

Para levantar semejantes bloques de piedra y alcanzar tal perfección fue usada durante muchos años una enorme mano de obra esclava, y es esta circunstancia la que hace escribir a H. D. Thoreau en su obra Walden (1854) las siguientes y muy oportunas palabras:

"En cuanto a las pirámides, no hay nada por lo que asombrarse tanto como del hecho de que pudiera haber tantos hombres degradados para gastar sus vidas en construir la tumba de un bobo ambicioso, que habría sido más sabio y viril ahogar en el Nilo, y arrojar luego su cuerpo a los perros."

Y al hilo de la reflexión de Thoreau no estaría de más recordar las teorías acerca de las causas que justifican el tiranicidio. En un artículo sobre el Liberalismo el ilustre profesor Jesús Huerta de Soto nos habla del padre Juan de Mariana (1536-1623) y su opinión al respecto:

"Especial importancia tiene el desarrollo de la doctrina sobre la legitimidad del tiranicidio que Mariana desarrolla en su libro De rege et regis institutione publicado en 1599. Mariana califica de tiranos a figuras históricas como Alejandro Magno o Julio César, y argumenta que está justificado que cualquier ciudadano asesine al que tiranice a la sociedad civil, considerando actos de tiranía, entre otros, el establecer impuestos sin el consentimiento del pueblo, o impedir que se reúna un parlamento libremente elegido. Otras muestras típicas del actuar de un tirano son, para Mariana, la construcción de obras públicas faraónicas que, como las pirámides de Egipto, siempre se financian esclavizando y explotando a los súbditos, o la creación de policías secretas para impedir que los ciudadanos se quejen y expresen libremente."

Pues eso.

4 comentarios:

R. Gª. ALDARIA dijo...

¿Pero las Pirámides no las construyeron una civilización extraterrestre?

Anónimo dijo...

este post me parece realmente interesante, algun dia tendre el tiempo suficiente para editar un comentario acorde a sus magnificas exposiciones

er juanlu

Mr. Hyde dijo...

Ramón:
Eso aseguran algunos y se hinchan a vender libros.

Juanlu:
Gracias por tan generoso comentario, es un placer verte por aquí de nuevo.

Crunch dijo...

cuidadín con los tiranos con piel de demócratas.