jueves, 26 de junio de 2008

Gran Simio

Piensen en cuál es el principal asunto que quita el sueño a la mayor parte de la población: ¿puede ser el paro, tal vez la imposibilidad de pagar la hipoteca o quizá el aumento de la delincuencia? Bien, como todos habrán ya imaginado, el origen de toda zozobra lo provoca, sin ser los casos anteriores poca cosa, la ausencia de derechos de los simios. Sí, han leído bien; nuestra gloriosa clase política ha tenido en cuenta, una vez más, los desvelos de los ciudadanos y las enérgicas protestas de millones de personas y ha obrado en consecuencia:
El Congreso ha aprobado un texto que considera a los simios "iguales" a los hombres. A partir de ahora, supongo, se creará un gabinete dedicado a entrar por la fuerza en zoológicos y circos para librar a los animales de sus jaulas y darles cobijo en viviendas de protección oficial. Lo que no tengo claro es si la vigilancia de los primates y posterior represión de sus carceleros correrá a cargo del flamante nuevo ministerio de Bibiana Aído.
A mi la medida me resulta inquietante; aún recuerdo con impacto la película de anticipación El planeta de los simios (Franklin J. Schaffner, 1968), o cómo en un futuro el destino de la Tierra es regido por los monos.
Esta iniciativa, quién sabe si no supondrá allanar el camino a la aparición de un émulo del Dr. Zaius, que sometería a los humanos a humillaciones y torturas sin fin.

Como decían en una sección de la revista "La Codorniz": Tiemblen, después de haber reído.
Actualización: Lo mejor que he leído hasta ahora sobre este asunto en Crónicas Murcianas, por José Antonio Martínez-Abarca.

2 comentarios:

Fabricio Tedel dijo...

Y ahora quienes van a ser los depositarios de sus "derechos"... también van a poder elegir y ser elegidos?? presentar demandas, responder ante cargos????

XD

Mr. Hyde dijo...

Amigo Fabricio, la estupidez de nuestros dirigentes no conoce límites.
Esto de los derechos de los simios es para meterlos en un frenopático de por vida.